«

»

Oct 14

Imprimir esta Entrada

ESTADO MAYOR NACIONAL DE LA DEFENSA CIVIL: INSTITUCIÓN RECTORA DE LA REDUCCIÓN DE RIESGO DE DESASTRES EN CUBA.

La Defensa Civil en Cuba, a diferencia de la mayoría de las instituciones homólogas en el mundo, tiene un carácter de sistema y su integración orgánica a la estructura y actividades del Gobierno hacen de esta, más que una institución, un concepto de organización. Desde su creación, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil ha sido el principal órgano de dirección, encargado de velar por el cumplimiento de las medidas de defensa civil, las normas y convenios internacionales relativos a la protección civil de los que Cuba sea parte, y de coordinar los programas de cooperación y ayuda internacional en caso de desastres. Mantiene estrechas y fluidas relaciones de trabajo y colaboración con las numerosas instituciones nacionales que laboran en interés de la protección de la vida humana y el medio ambiente, y con los diferentes medios de difusión masiva.

Igualmente coordina sus acciones y colabora estrechamente con las agencias del Sistema de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales que, como la Cruz Roja de Cubana, realizan una encomiable labor en aras de estos objetivos. La Defensa Civil tiene además como atribuciones y funciones para la reducción de riesgo de desastres, las de organizar, coordinar y controlar el trabajo de los órganos y organismos estatales, las entidades económicas e instituciones sociales en interés de proteger a la población y la economía, en condiciones normales y situaciones excepcionales. Todo ello ha garantizado a Cuba una plataforma nacional multisectorial y efectiva, que le permite orientar los procesos de formulación de políticas y coordinar los planes, programas, proyectos y las diversas actividades requeridas, con el propósito de integrar la reducción del riesgo de desastres en los procesos de desarrollo del país.

OTRAS FUNCIONES QUE CUMPLE EL ESTADO MAYOR NACIONAL DE LA DEFENSA CIVIL.

Identificar y evaluar, en coordinación con los órganos y organismos estatales, las entidades económicas e instituciones sociales, los factores de peligro, vulnerabilidad y riesgo, así como determinar los elementos de planificación, preparación y respuesta necesarios para la  protección de la población y la economía. Exigir el cumplimiento del proceso de  compatibilización del desarrollo económico- social del país con los intereses de la Defensa Civil, establecidos en la legislación vigente. Establecer los principios de preparación y equipamiento y las formas de actuación de las fuerzas que participan en el cumplimiento de las medidas de la defensa civil. Crear grupos de expertos para asesorar al Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil en el estudio y análisis de medidas y tareas específicas de la Defensa Civil. Aprobar, en primera instancia, los programas, proyectos y planes para la reducción de desastres y en coordinación con el Ministerio para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica, los relacionados con la cooperación internacional. Transmitir el aviso sobre el establecimiento de las distintas a los organismos de la Administración Central del Estado, a los gobiernos provinciales y a las organizaciones sociales y de masas.

Sobre el Autor

Reynaldo